El Museo de la Memoria

    MUSEO DE LA MEMORIA Y LOS DERECHOS HUMANOS

    Museo de la Memoria

    ¿Para que Recordar?
     "Por eso te hablaré de estos dolores que quisiera apartar,
     te obligaré a vivir una vez más entre sus quemaduras,
     no para detenernos como una estación, al partir,
     ni tampoco para golpear con la frente la tierra,
     ni para llenarnos el corazón con agua salada,
     sino para caminar conociendo, para tocar la rectitud
     con decisiones infinitamente cargadas de sentido, para que la severidad
     sea una condición de la alegría,
     para que así seamos invencibles". Pablo Neruda

    Introducción

    La necesidad de impulsar y promover políticas de memoria ha sido expresada en las recomendaciones de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación y de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura. En ambas se ha manifestado la necesidad que el Estado disponga de los recursos y medidas destinadas a reivindicar la dignidad y la memoria de las víctimas e impulse iniciativas que incorporando el conocimiento, la reflexión y el aprendizaje sobre lo vivido, promuevan una cultura respetuosa de los derechos humanos.

    En Chile, desde la recuperación de la democracia, se han desarrollado diversas iniciativas materiales y simbólicas con este espíritu, tanto desde las propias organizaciones y comunidades, como desde el Estado, principalmente a través del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, el Ministerio de Bienes Nacionales y otras instancias gubernamentales.

    Un pilar ético fundamental del actual Gobierno es el rescate de la Memoria relacionada con las violaciones de los derechos humanos ocurridas entre el 11 de septiembre de 1973 y 11 de marzo de 1990. Esta es la base de una convivencia futura sustentada en la valoración de la democracia y el respeto a las diferencias ideológicas.

    En base a esta convicción se postula una política de derechos humanos en que la educación y el rescate de la memoria, sean una forma de proyectar estos dolorosos hechos al futuro y a las nuevas generaciones. Es una política de Estado que tiene como destinataria a la sociedad toda; constituye una invitación a desarrollar formas de recordar que expresen la responsabilidad frente a lo ocurrido y, por sobre todo, que expresen valores de respeto a la dignidad de las personas y a la democracia. Que contemple el compromiso social con la tolerancia, la diversidad, la solidaridad, el respeto y el aprecio mutuo. Una política de Estado que se oriente a la institucionalización de la protección, respeto y promoción de los derechos humanos.

    Es en este marco que se instala el compromiso de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, con la construcción de un Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Un Museo para que todos los chilenos y chilenas puedan sentirse orgullosos de un país que se reencuentra en la verdad y el reconocimiento de su historia; que crece y se proyecta en la promoción de una cultura de respeto de la dignidad de las personas.

    Antecedentes del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en Chile.

    La creación del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos responde a la necesidad de que la sociedad reafirme valores que le fueron negados en una época trágica y quedaron plasmados en imágenes, iconos, documentos o monumentos.

    El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos tendrá un carácter nacional y estará abierto a la ciudadanía. Reflejará lo vivido por las víctimas, pero transcenderá las experiencias individuales para interpretar a todo el país. Promoverá los derechos humanos y rescatará la memoria de lo sucedido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990, teniendo como referencia esencial los Informes de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación y de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura. Este será, un poderoso instrumento pedagógico que contribuirá a hacer realidad el imperativo del “Nunca más”.

    Integrar el pasado es un imperativo ético para personas y sociedades y es también condición histórica para su proyección como comunidad hacia el futuro. Por ello, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos no será solo un espacio destinado a dar cuenta del drama vivido como país, sino también de las estrategias de sobrevivencia, protección y defensa de la dignidad de las Personas. Un memorial de los derechos humanos y de la esperanza, que apunte a las nuevas generaciones como referencia ineludible.

    A partir del reconocimiento de estos hechos se reforzará la necesidad de mantener vivo el compromiso con su vigencia en el presente o en el futuro. Las realidades paralelas también tendrán cabida en la acción educativa del Museo, haciéndose presentes las experiencias de otras naciones de la región y del mundo. Sus espacios estarán dispuestos para talleres, para debatir temas de la realidad nacional o internacional, que permitan la reflexión sobre problemáticas relativas a la vigencia, promoción y protección de los derechos humanos en el presente.

    Este espacio también se hará cargo de los desafíos en materia del aprendizaje sobre los derechos humanos con una mirada valórica, creativa, pedagógica y artística. Además de conservar documentos, fotografías, material audiovisual y diversos objetos; catalogarlos, inventariarlos, exponerlos y difundirlos, el Museo promoverá el desarrollo de competencias para aprender a pensar, sentir y actuar frente a situaciones donde están comprometidos los Derechos Humanos.

    El Museo formará parte de coaliciones o alianzas internacionales de museos y sitios de memoria.

    Objetivos del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

    * Educar para la paz convocando a la ciudadanía a la reflexión sobre las consecuencias de la intolerancia y la necesidad de una cultura de inclusión, resolución pacífica de conflictos, respeto por la diversidad, solidaridad y la valoración recíproca.

    * Dar cuenta de las violaciones a los derechos humanos cometidas entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990 en Chile. Estas se encuentran consignadas en los informes de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, de la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación y de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura.

    * Reivindicar la memoria de las víctimas.

    * A través de sus objetos y exhibiciones, seminarios, foros, publicaciones, visitas guiadas y proyecciones audiovisuales, el Museo buscará transmitir a los visitantes sensaciones y vivencias destinadas a facilitar la reflexión y el aprendizaje del valor de una cultura basada en el respeto de los derechos humanos.

    Antecedentes del Proyecto Arquitectónico

    La creación de un Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, obedece a la necesidad de contar con un espacio arquitectónico adecuado para albergar los testimonios tangibles y la información organizada y catalogada sobre derechos humanos ocurridos en Chile, de acuerdo a criterios museográficos.

    Con este propósito, el 11 de junio de 2007 el Ministerio de Obras Públicas llamó a un Concurso Internacional de Arquitectura, patrocinado por el Colegio de Arquitectos de Chile. En este se inscribieron 407 empresas y hubo 57 entregas finales que se expusieron durante el mes de septiembre de 2007.

    El 28 de agosto de 2007 la Comisión de Evaluación otorgó el primer premio a un equipo de 3 arquitectos, Mario Figueroa, Lucas Fehr y Carlos Dias, residentes en Sao Paulo, Brasil.

    El edificio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos se constituirá como un elemento comprometido directamente con las características de este sector de alta actividad de la ciudad de Santiago. Se diseñó un espacio generoso, amplio en posibilidades y de recorridos flexibles. El volumen presenta un sentido de transparencia en su totalidad: la luz natural ilumina el interior del espacio, que está diseñado para generar efectos siempre inesperados. La gran rampa del Museo y la Plaza de la Memoria constituyen la jerarquía urbana necesaria para un espacio público metropolitano.

    El edificio contará con una gran nave para exhibiciones, un área administrativa, de colecciones y archivos, una biblioteca y aulas para las labores pedagógicas. Dispondrá también de espacios para actividades culturales y para la realización de cursos, seminarios, charlas o reuniones que permitan a agrupaciones de víctimas, organizaciones de derechos humanos y movimientos ciudadanos realizar diversas actividades vinculadas a los temas propios del Museo.

    La entrega del edificio está programada para noviembre de 2009.

    Plaza de los DDHH Ubicación y Entorno

    El edificio del Museo estará emplazado en la ciudad de Santiago, en calle Matucana esquina Catedral, sector aledaño al Metro Quinta Normal, enclavado en el circuito cultural Santiago-Poniente y tendrá una superficie cercana a los 5.300 metros cuadrados.

    Tendrá accesibilidad en la Estación del Metro Quinta Normal.

    Estará inserto en una zona históricamente consolidada con museos y centros culturales. Actualmente se constituye una Ruta Patrimonial, en la cual se agrupan 10 instituciones culturales y patrimoniales. El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos se sumará a este conjunto, de modo que no será un monumento aislado, suelto y sin responsabilidad urbana (y humana): Al contrario se constituirá en un elemento comprometido directamente con la relimitación y caracterización de este nuevo espacio público de la ciudad de Santiago.

    Exhibición Permanente

    La exhibición permanente del Museo se está preparando actualmente, en el marco del Proyecto Museográfico. El equipo ganador de este proyecto, Árbol de Color entregará también soluciones a los sistemas de montaje para las exhibiciones temporales, elaborará la imagen corporativa de la institución y el equipamiento técnico de los recintos que albergarán las colecciones, entre otras tareas.

    A través de un Concurso de Ideas convocado por la Subdirección de Museos de la Dibam, se seleccionó a la empresa de museografía que pudiera hacerse cargo de este Proyecto. Se presentaron cinco empresas especializadas en montaje museal, con equipos profesionales y asesores especializados.

    El Jurado de este Concurso estuvo constituido por:
     1) Alan Trampe, Subdirector Nacional de Museos.Dibam
     2) Marcia Scantlebury, Encargada del proyecto Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Comisión Asesora Presidencial en Derechos Humanos.
     3) Carolina Rivas, Asesora de Cultura. Ministerio de Educación.
     4) Eliseo Huencho, Director de Arquitectura de la Región Metropolitana. Ministerio de Obras Públicas
     5) Claudio González, FASIC .Corporación Casa de la Memoria.
     6) Rosemarie Bornand, Secretaria Ejecutiva Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.
     7) Carlos Aldunate, Director Museo Chileno de Arte Precolombino.
     8) Pedro Milos. Director del Departamento de Historia, Universidad Alberto Hurtado.
     9) Mario Irarrázabal. Escultor y artista visual.

    El miércoles 10 de septiembre se presentaron las propuestas de diseño, y el Jurado en pleno acordó los siguientes premios:
     1er Premio, Árbol de Color S.A.
     2do Premio, Diseño y Publicidad Arquetipo Ltda.
     3er Premio, Púa Diseño Ltda.

    Desde esa fecha, la empresa ganadora ha estado trabajando en conjunto con el equipo del Museo y la Comisión Asesora Presidencial en Políticas de Derechos Humanos, para darle forma y ordenar los contenidos de un guión museográfico, interrelacionando el relato histórico con las colecciones de objetos y archivos de memoria que el Museo está recibiendo como donación.

    El Proyecto de Museografía tiene un plazo de seis meses para realizar su trabajo.

    Patrimonio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

    El principal patrimonio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos son sus colecciones. Ellas serán la fuente principal para la muestra museográfica y fuente esencial e imprescindible para el conocimiento y la reconstrucción del pasado reciente. Estarán al servicio de las estrategias de promoción, sensibilización y educación sobre los derechos humanos. Rescatarán la memoria relacionada con las violaciones de los derechos humanos ocurridas en Chile entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990; serán expresión de la dignidad de las personas que fueron víctimas, así como de las acciones de protección, defensa y promoción de los Derechos Humanos ante los crímenes de Estado; darán cuenta de los diversos mecanismos, recursos y procedimientos utilizados por el Estado para ejercer el poder, el sometimiento de la población y atentar sistemáticamente contra los derechos fundamentales de las personas. El Museo compilará colecciones de objetos y archivos documentales en cualquier soporte, que representen la multiplicidad de relatos que componen la memoria histórica, en su diversidad y particularidad, lo que incluye la cotidianeidad de la vida durante aquel período, en todo el territorio nacional, así como la solidaridad y el pronunciamiento de la comunidad internacional ante los hechos violatorios a los derechos humanos en Chile. La base de sus colecciones será el Conjunto de Fondos documentales declarados por UNESCO como parte del Programa Memoria del Mundo, específicamente aquellos de los organismos reunidos en la Casa de la Memoria: Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas (FASIC), Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (CODEPU), Fundación de Protección a la Infancia Dañada por los Estados de Emergencia (PIDEE) y Teleanálisis. Además, serán parte de su patrimonio las colecciones, en cualquier formato y soporte, provenientes de otros organismos de derechos humanos en Chile y el extranjero; organizaciones de víctimas y familiares, colecciones personales o de instituciones de la administración del Estado.

    Tipo de Colecciones:

    Colecciones de Objetos: Constituidos por objetos, artefactos y obras que conmemoran a las víctimas, tales como obras de arte, artesanía carcelaria tales como objetos fabricados en hueso, piedra, madera; objetos personales; patrimonio material y vestigios que representan la realidad y los hechos ocurridos en los sitios de detención, tortura, inhumaciones y otros lugares de memoria; objetos que conmemoren eventos y manifestaciones relacionadas con las violaciones a los derechos humanos, como pancartas, siluetas, arpilleras; objetos que dan cuenta de la labor e historia de los organismos de defensa de los derechos humanos en Chile y aquellos que representen el amplio marco de la solidaridad internacional. Colecciones de Archivos Documentales: En distintos formatos y soportes, que reflejan la historia de las violaciones a los derechos humanos y las acciones de protección y defensa llevadas a cabo por personas, organizaciones sociales, y de derechos humanos. Testimonios orales y escritos, documentos de carácter jurídico, documentos oficiales, informes, cartas, relatos, producción literaria y ensayística, afiches, dibujos, pancartas y folletos, y volantes, material de prensa escrita, audiovisual y radial; producción audiovisual de documentales, largometrajes y material histórico, fotografías documentales e históricas forman parte de este acervo.

    Acceso a las colecciones de archivos documentales:

    El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos contará con un Archivo y Centro de Documentación que reunirá los fondos documentales constituidos por colecciones de archivos textuales, audiovisuales, fotográficos, gráficos, archivos de prensa, publicaciones periódicas, literatura testimonial, ensayística, narrativa, expedientes jurídicos, informes oficiales y/o de organismos internacionales, entre otros, referida a las violaciones de derechos humanos en Chile entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990.

    Pretende constituirse a mediano plazo en el principal Centro Referencial de Derechos Humanos del país. Y, como tal, se relacionará no sólo con centros de documentación y bibliotecas especializadas, sino con todo el sistema de bibliotecas públicas y privadas a nivel nacional. Del mismo modo se relacionará con sus Centros similares en otros países. Se implementará una biblioteca digital, la que podrá ser consultada tanto en sala como a distancia (a través de la web).

    El Museo de la Memoria contará también con una Biblioteca especializada en Derechos Humanos, establecida como estantería abierta y debidamente organizada, a fin de facilitar la búsqueda de información y el acceso al público.


Imprimir Crear en PDF Recomendar
La AExPPCh-F tiene 20 años
Fallecio nuestro ex-Presidente : Oscar PREGNAN ARAVENA
Javier Rebolledo se convierte en el primer periodista en enfrentar proceso judicial por publicar crímenes de la dictadura
Déclaración relacionada con la liberación de FUJIMORI
Conmemoración del 44° aniversario de la muerte de Salvador ALLENDE