Allanamiento injustificable en casa de Viviana URIBE, Pte del CODEPU

    Alto a la represión

    La Asociación de Ex Presos Políticos Chilenos residentes en Francia se declara alarmada y profundamente preocupada por la serie de actos represivos que están teniendo lugar en nuestro país. Es evidente que las actuaciones de las fuerzas policiales, por muy «legales» que sean, no necesitan ni de la violencia, ni de la brutalidad de las que están haciendo amplio uso estos días. Formando parte de estos lamentables acontecimientos, un hecho nos parece particularmente grave y preocupante: el uso desmedido e ilegítimo de la fuerza que personal del GOPE ha empleado el sábado 14 de agosto en el domicilio de Viviana Uribe en Batuco donde reside actualmente su hija y familia.

    Cabe recordar que Viviana Uribe es la actual presidenta del CODEPU (Corporación de los Derechos del Pueblo), institución que desde hace más de 25 años es, en Chile, sinónimo de defensa de los derechos humanos y de lucha por la Justicia y la Memoria. El CODEPU es el la asociación que representa en nuestro país a la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH), organismo máximo de las ONG internacionales que trabajan en este tema. Factor agravante, durante el allanamiento, la policía incautó material de trabajo y documentación legal y judicial del CODEPU.

    Esperamos que este estos tipos de actitudes represivas no constituyan una réplica tardía y nostálgica de quienes en el gobierno tengan la tentación de retomar las viejas prácticas de hace más de 20 años.

    ¡Basta de políticas represivas, solidaridad con todas las víctimas de la violencia oficial!

    Paris, el 18 de agosto de 2010 AEXPPCH (Francia)

    Ver la declaración de CODEPU:

    PDF - 36 KB

    Leer comentario de Movimiento Generación 80:

    Word - 100 KB


Imprimir Crear en PDF Recomendar
20 AÑOS DE VIDA DE LA ASOCIACIÓN DE EX-PRESOS POLÍTICOS CHILENOS-FRANCIA
¡𝐁𝐚𝐬𝐭𝐚 𝐝𝐞 𝐢𝐦𝐩𝐮𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝!!
Luciano CRUZ y Clotario BLEST
El caso Quemados
A todos los que luchan por la Dignidad y la Justicia, a los indignados: